Buenas de nuevo viajeros!

En esta ocasión os traigo la forma de economizar vuestro tiempo si visitáis Zurich, la ciudad más cara de Europa.

Una gran sorpresa para nosotros, ya que la ciudad es muy animada, muy vibrante, vanguardista, moderna, pero con rincones que tienen mucha historia que contar.

Yo la visité en tan solo un día, y creo que es muy viable visitarla en 24 horas. Efectivamente podéis dedicarle más tiempo y sus alrededores son maravillosos, pero si estáis de paso, como era mi caso, la podéis disfrutar igualmente.

Estos sería los 10 puntos recomendables para sacarle el máximo jugo:

Grossmünster: la Gran Catedral de Zurich. Es una iglesia protestante de la época romana, incluso se cree que quien la mandó construir fue Carlomagno. Jugó un papel muy importante en la Reforma Protestante.

Bahnhofstrasse: como os comentaba en la introducción, Zurich es la ciudad más cara de Europa y esta calle es la más famosa y exclusiva de la ciudad. Darse una vuelta por esta avenida sería introducirse en lo que denominan la calle más cara del mundo.

Lindenhofplatz: es el Mirador de Lindenhof. Se ubica en una cima sonde se encontraba un asentamiento celta y un fuerte romano, y merece mucho la pena subir para echar un vistazo general de toda la ciudad.

La Ópera de Zurich: el Teatro de la Ópera, inaugurado en 1891, es el lugar idóneo para presenciar los mejores conciertos, óperas y ballets en la ciudad. Simplemente la belleza del edificio merece la pena.

Altstadt: o más comúnmente conocido como el casco antiguo de Zurich. Su importancia histórica viene dada desde antes de 1893. Durante la Edad Media, la colina donde se ubica fue cogiendo la forma actual.

Munsterplatz: la plaza más grande de la ciudad, donde se sitúa la Iglesia Fraumunster, construida como icono religioso al otro lado del río donde se encuentra Grossmunster y varios edificios medievales.

Iglesia de San Pedro: una de las cuatro iglesias más importantes de Zurich, algo que me hace gracia, ya que para ser una ciudad no muy grande, tiene bastantes iglesias. Esta en concreto es la iglesia parroquial más antigua de la ciudad y sus primeras menciones datan ya del año 857.

Bellevueplatz: es una plaza muy famosa, porque desde 1856 es uno de los nudos de carretera y transporte público principal de la ciudad, así como la misma continuación de los muelles de Zurich construidos entre 1881 y 1887.

Lago de Zúrich: yo la opinión que tengo es muy veraniega, y además coincidió con unas temperaturas muy agradables, pero visto como tienen montado el lago y su orilla, debe darse muy a menudo la ocasión de disfrutar de sus paseos, barcas, bares, e incluso piscinas. El baño está permitido.

Zürichhorn: este parque bordea el delta del lago, sus jardines con zonas recreativas e incluso figuras al aire libre, denotan como el arte se mezcla con la gente y hacen que la ciudad tenga ese aire cosmopolita.

No sé si entra en vuestros planes visitar esta ciudad pero a mi me parece hiper recomendable, me encantó (a pesar de sus precios siempre podéis encontrar opciones más baratas) y os dejo por aquí el enlace al hotel en el que nos quedamos, porque fue una pasada y lo podéis encontrar bien de precio dependiendo de la fecha.

Nos vemos en próximos posts, mis viajeros!

6 comments

  1. Nos encantan las recomendaciones.
    Zurich es una ciudad que tenemos en mente. Es cierto que sus precios (como indicas) son altos ; pero nos parece una ciudad muy atrayente

Leave a Reply