Viajeros con apetito, este post si visitáis Budapest seguro que os va a venir bien.

Si os digo la verdad, no probamos absolutamente nada de la comida húngara (excepto un postre). Echamos un ojo a platos típicos y todo nos parecía demasiado cargante así que fuimos a lo fácil.

Pero no os preocupéis porque zonas y sitios donde probar su comida hay por todos lados y si os apetece, en muchos de los lugares que os voy a indicar, podréis probar algo realmente típico.

El primer sitio que os voy a recomendar es Perfetto Italian Kitchen, porque aquí vinimos el primer día y repetimos.

El primer día no nos dio tiempo a comer y después de hacer el free tour directamente fuimos a cenar. Íbamos con hambre así que nos pusimos moradas.

Estaba buenísimo y era barato. Una pizza y una bebida cada una, pagamos 12€ por cabeza. Y en pleno centro de Budapest, en la zona de Bajcsy-Zsilinszky que es donde encontraréis más oferta gastronómica.

En esta misma zona, de hecho en la misma calle, os recomiendo la siguiente hamburguesería, porque podríamos decir que es de calidad excelente.

Aquí en España (casi) todos conocemos el Goiko Grill, y sabemos que podemos pagar unos 20€ por persona, pero en este lugar, de pedir en barra, pagamos menos de 9€.

Su nombre: Bamba Marha Burger Bar. Y por lo que pudimos leer decían que eran las mejores hamburguesas de Budapest.

Hacía mucho tiempo que no me comía una hamburguesa tan buena, y las tres estábamos de acuerdo en que era sitio para repetir. De hecho lo intentamos pero estaba cerrado!

Una opción muy buena para cenar nos pareció el Hummus Bar, que es una cadena a la que le había echado ya el ojo en Cracovia y tenía ganas de probar.

Lo podéis encontrar en varios sitios, pero nosotras estuvimos en el del barrio judío.

Las opciones son bastante variadas y lo bueno es que podéis encontrar ensaladas y platos muy baratos. A mi es que el hummus me encanta y el falafel más!

Cenar por 6€ es genial. Y es una buena cantidad!

Un sitio que nos encantó para refrescarnos fue el Mr. Funk, un lugar que al parecer es muy transitado por instagramers porque hacen batidos y donuts dignos de foto.

Yo no lo sabía, pero después del calorazo que pasamos esa mañana, añadido a la humedad de la ciudad, lo que necesitaba era algo realmente fresquito.

Así que tomad nota de este sitio porque está muy bien de precio y tenéis variedad para deleitaros.

Un sitio que para mi gusto no puede faltar, aún que sea caro, es el Café New York. A parte de visitarlo, porque es precioso, deberíais tomar un café o un trocito de tarta, o incluso aquí sí, probar un postre típico como el Somloi Galuska.

Y es que el servicio del lugar y su calidad es completamente premium. Es un buen momento para sentiros como reyes, y bueno, aunque desayunar ascienda a unos 20€, tened en cuenta que este será el capricho más caro de Budapest, porque todo lo demás es muy barato.

Por supuesto al caer la noche no pueden faltar las cervezas en un Ruin Pub como os explicaba en el post de «30 cosas que hacer en Budapest».

Una pinta cuesta 3€ por ejemplo en el Szimpla Kert, que es el Ruin Pub más famoso, así que yo creo que merece la pena salir a disfrutar del ambiente nocturno.

Tened en cuenta que los Ruin Pubs también abren de día y ofrecen carta de comida y cena con platos típicos húngaros, así que si sois más del equipo diurno, es una gran opción para matar dos pájaros de un tiro.

Esa misma noche, nosotras fuimos a cenar por el barrio judío y dimos precisamente con algo que no sabíamos muy bien si encontraríamos.

Es un área de food trucks con comida internacional, con un ambientazo maravilloso y unos precios aún mejores.

Si queréis ir aquí, tenéis que buscarlo como Karavan Street Food, pero como indicación os dejaré que está en el barrio judío y justo al lado del Szimpla Kert.

Nosotras optamos por comida mexicana y tailandesa, que aun que se nos olvidó sacar fotos, disfrutamos un montón.

Por supuesto, tenéis un montón de zonas chulas para comer y cenar, sobretodo por el Barrio Judío y por Bajcsy-Zsilinszky.

Y el último sitio que os voy a recomendar, aunque ya lo hice como visita obligada en el post anterior, es el Mercado Central.

Que como construcción y por ver la vida local no tiene desperdicio pero también os lo aconsejo para comer o cenar, porque en la planta de arriba hay un montón de puestecitos con productos locales.

Estos lugares que se puede aprovechar tan maravillosamente me fascinan.

Y hasta aquí mis recomendaciones de sitios por donde tomar algo, comer o simplemente disfrutar de esta gran ciudad.

Espero haberos enamorado un poquito de Budapest, aún que para estarlo tanto como yo, la visita es obligatoria!

Un abrazo mis viajeros.

8 comments

  1. ¡Un post muy práctico! Cuando viajo, intento comer bien y esta información siempre la agradezco Yo descubrí el Humus Bar en Budapest y la verdad es que me encantó, soy fan total de los falafel¡ A la proxima tienes que catar el goulash, está buenísimo!

  2. Hola.
    Buenas y variadas opciones para comer. Genial.
    Nosotros en el Szimpla Kert al final acabamos cenando, y nos encantó la comida. La verdad es que los ruin pubs son increíbles, y era rara la noche que no íbamos a uno.
    Fantástico post.
    Un saludo.

Leave a Reply