Ya sabéis que no soy de las que se andan con rodeos, y para mí la respuesta es .

Pero os voy a explicar el porqué. Ya que evidentemente, lo que para mí es un sí rotundo, puede que para vosotros sea un no.

Yo he hecho dos cruceros, el primero con mi madre y el segundo con mi marido.

Ambos fueron por el Mediterráneo pero tocando puntos distintos, la diferencia más notable fue la naviera.

El primer crucero lo hice con Dolphin, una compañía que ya ha quebrado, el barco era bastante pequeño, por lo cual su estabilidad era cuanto menos deseable. Me marqué todo el crucero con un mareo increíble.

Cosa que no pasó la segunda vez con Costa Cruceros, un barco enorme, con una estabilidad tan buena, que nadie diría que ibas navegando. No se sentía en absoluto.

Lo divertido de Dolphin es que era una compañía española y toda la animación era en español y me lo pasé increíble. Pero en Costa toda la animación era en italiano, y eso fue un pelín aburrido porque había monólogos y eso, y no entendíamos nada.

Eso sí, los espectáculos en Costa eran maravillosos, tenían hasta una pista de patinaje sobre hielo. En Dolphin era todo mucho más humilde.

Normalmente lo que más echa para atrás de hacer un crucero, es que poco tiempo que pasas en el destino, pero para mí esa es la esencia de hacer un viaje así.

Normalmente la navegación es por la noche, excepto cuando el barco retrocede o hace un trayecto largo, en ese caso hay un día entero de navegación.

Para mí madrugar e ir corriendo a la cubierta del barco, para apreciar las vistas de dónde estamos ese día, es espectacular. Es obvio, que en esa ciudad vas a estar horas, a veces serán 5 y otras serán hasta 12, pero es lo que hay.

Sabes que vas a exprimir tu día y vas a ir a ver algo nuevo a lo que viviste ayer. Al final, si el sitio te gusta, volverás. Seguro.

Todos los buques tienen piscina, así que si haces el crucero en pleno verano, podrás disfrutar de atardeceres muy chulos desde el agua, nadando y viendo el mar. Y sobretodo para el día de navegación está genial.

El día de navegación a mí me gusta mucho porque es un día de descanso entre tanto ajetreo. Ten en cuenta que tienes que madrugar en todos los destinos para poder aprovechar bien el tiempo.

A raíz de esto os diré, que para salir del barco siempre hay un orden. Normalmente los primeros en salir son los que tienen excursiones contratadas, que yo las cogería en función de lo que queráis ver y lo lejos que esté del barco. Hay otros destinos que se pueden hacer perfectamente por vuestra cuenta.

El tema es que contéis con esto para calcular bien vuestros tiempos. La hora de toque en el barco es la hora de toque, ellos no cuentan si está todo el mundo o no, y el barco se va. Y seguro que no queréis que se vaya sin vosotros.

Por lo cual, planificad muy bien vuestro tiempo. Así aprovechareis los días a tope.

En cuestión de restaurantes, dependiendo de la naviera, tendréis más o menos, igual que barecitos para por la noche tomar una copa o un cocktail. Básicamente el barco es como un resort a flote. Yo aconsejo coger la opción de TODO INCLUIDO siempre, porque da mucho juego, incluso solo con tomarte un refresco al día, suele salir ya a cuenta.

Desayunos, comida, entre horas, tendréis seguramente donde elegir y la cena suele tener hora fija y ser a la carta. A la cena siempre se va más arreglado e incluso hay una noche de gala en la que el capitán del barco acude a cenar con todos vosotros.

Antes o después de la cena, soléis tener un espectáculo diario, uno más especial, en un teatro que tiene el barco. Y es una maravilla poder acudir cada día a un show distinto, que normalmente en función de la naviera, sube de calidad.

Entonces como resumen yo sigo a hacer un crucero por visitar cada día un sitio distinto, por la gastronomía, los espectáculos, la diversión, la sensación de ver sólo mar, el entretenimiento y sobretodo, por vivir la experiencia de viajar de otra manera.

Si tenéis cualquier duda o comentario, ya sabéis que me lo podéis dejar en «comentarios» y yo os contestaré encantada.

Un besazo mis viajeros!

2 comments

  1. a mi no me gustan nada los cruceros, tienes q hacer filas para todo, la gente es desagradable todos van con prisas y al final le importas un comina al capitan

    1. Yo creo que va según gustos efectivamente, al final esto es como quien va a sitios muy turísticos y se quejan de que hay mucha gente.

Leave a Reply