Hola mis viajeros!

En el post de hoy no os voy a dejar una organización de 3 ó 4 días para Budapest sino que os voy a dar 30 cositas que podéis hacer en la ciudad.

Hay muchas más, de hecho yo creo que Budapest da para bastante, incluso un par de días más no me habrían venido mal, pero creo que al menos con estos 30 tips podréis llevaros la esencia de una ciudad vibrante.

No me enrollo más y vamos a por los 30 consejos:

1/ Saluda al policía barrigudo de Budapest y tócale la panza para que te de suerte. Dicen que quien le toque la barriga tendrá la suerte de no engordar más. Nosotras por supuesto, nos lanzamos a ello.

2/ Admira la belleza de la Basílica de San Esteban. Es el edificio religioso más grande de Hungría y junto al Parlamento, igualado en altura a 96 metros, hacen el techo de la ciudad.

3/ Recorre el parque y la plaza de Elizabeth, donde se encuentra la famosa noria Budapest Eye, uno de los símbolos de la ciudad. Durante el caluroso verano encontrarás zonas para refrescarte.

4/ Cruza el Puente de las Cadenas. Es el más conocido y el más antiguo de Budapest. Fue inaugurado en 1849 tras 20 años de construcción. Los diversos puentes sobre el Danubio, separan la ciudad en dos, Buda y Pest.

5/ Sube los cientos de escalones (también puedes hacerlo en funicular pero pierde gracia) hasta el Palacio Real.

6/ Recorre los alrededores del Palacio y no pierdas de vista su belleza.

7/ Asómate a su mirador y sorpréndete con las vistas.

8/ Camina por el barrio del Castillo de Buda, que une el Palacio con el Bastión.

9/ No te pierdas los detalles de la Iglesia de Matías. Sobretodo su tejado te dejará boquiabierto, por su delicadeza y colores.

10/ Recorre todos los rincones del Bastión de los Pescadores y siéntete una princesa o un príncipe de la época.

11/ Admira el Parlamento desde sus balcones y arcos.

12/ Da un paseo por la ribera del Danubio, desde la zona de Buda. Las vistas son alucinantes.

13/ Visita el Parlamento. Tanto si decides entrar como si sólo cuentas con el tiempo para verlo desde fuera, explóralo y no te dejes esquina sin admirar. Es simplemente espectacular.

14/ Mira alrededor, y no te pierdas la belleza del Museo Etnográfico.

15/ Da un paseo por la ribera del Danubio, esta vez desde la zona de Pest. De nuevo las vistas son increíbles.

16/ Siente la tristeza con el Monumento de los Zapatos. Estos 60 pares de zapatos de hierro fueron creados como recuerdo por las víctimas de la Segunda Guerra Mundial que fueron asesinadas y arrojadas a las aguas del río Danubio.

17/ Piérdete por las calles de Pest y siente ese ambiente decadente.

18/ Déjate seducir por el ambiente callejero. En cuanto deja de hacer frío los ciudadanos se lanzan a la calle y les encanta disfrutar de parques, plazas, terrazas…

19/ No te olvides de Sisí, ellos no lo hacen. Y es que a la Emperatriz la encantaba refugiarse en Budapest e hizo de ésta su segunda ciudad. Por ello los budapesinos guardan por ella un gran cariño.

20/ Patea a fondo el barrio judío, te sorprenderá a cada paso. Durante la Segunda Guerra Mundial, aquí se ubicaba el Gueto de Budapest.

21/ Mención especial para la Gran Sinagoga. Cumple récord Guinness por ser la más grande de Europa y la segunda más grande del mundo (la primera está en Nueva York).

22/ Disfruta de los Ruin Pubs, y sobretodo no te vayas sin conocer el Szimpla Kert. Los ruin pubs son edificios en ruinas, que antes de pasar a ser demolidos, son comprados a muy bajo precio y acondicionados como bares o restaurantes. Funcionan de día y de noche.

23/ Sal de fiesta, Budapest es una ciudad muy animada! Te sorprenderá el ambiente nocturno y la cantidad de lugares que hay para pasar una larga noche.

24/ Paga por un expreso 7€ en el New York Café y siéntete de la realeza. Y es que no hay capricho que merezca más la pena. Abierto desde 1894 este coffee house ha visto pasar distintos sistemas políticos con sus correspondientes puntos de inflexión históricos.

25/ Descubre el Street Art de la ciudad. Por la zona del barrio judío hay bastante. Lo mejor para ello, como antes os indicaba, es caminar y perderte entre sus calles.

26/ Mézclate con los locales en el Mercado Central. Inaugurado a finales de siglo XIX, este edificio neogótico es el mercado más grande de la ciudad.

27/ Acércate al Puente de la Libertad y observa desde él el Monte Gellert.

28/ No te olvides de los baños termales y disfruta de ellos por ejemplo en las Termas de Széchenyi. Budapest por su localización goza de un agua de calidad, tanto de manera termal como de agua consumible.

29/ Descubre el Parque de la Ciudad y llega hasta el Castillo de Vajdahunyad. En realidad es una copia del castillo de Hunyad, en Transilvania, Rumanía.

30/ Despídete de Budapest todo iluminado de noche. Ya sea en barco o desde la ribera, observa desde el Parlamento hasta el Puente de las Cadenas, pasando por el Bastión. No hay mejor forma de decir adiós a una ciudad tan sorprendente.

Y es que como podéis ver, Budapest es alucinante. Por esto y por todo lo vivido, se ha convertido en una de mis ciudades favoritas a nivel mundial.

¿Vosotros ya la conocéis? Si la respuesta es NO, os la aconsejo encarecidamente!

Yo, desde luego, volveré!

Un beso muy fuerte familia.

4 comments

  1. Hola.
    Nos han encantado los 30 puntos porque has hecho que caminemos otra vez por esta increíble ciudad.
    Solo decir que la estatua de Sissi no la vimos; así que tendremos que volver.
    Que pena tener que recorrer Budapest solo por esta estatua.
    Tendremos que hacerlo para cumplir con tus 30 puntos.
    Un saludo.

    1. La estatua es completamente fundamental jajajaja yo desde luego que quiero volver con mi marido, que él fue hace mucho con amigos y no vio tantas cosas como yo 🙂

Leave a Reply